Para volar hacen falta alas

Extraños convertidos en amigos, ideas transformadas en prototipos y un descubrimiento: ¡el trabajo puede ser divertido! Sobre todo cuando va de la mano de personas que comparten ideas para mejorar el mundo. 

Han pasado cinco años desde la primera Global Service Jam. Hoy, el evento se ha convertido en un encuentro mundial donde personas de todo el mundo comparten prototipos, descubren nuevas conexiones y generan proyectos en red gracias a su experiencia, sus conocimientos y sus ganas de hacer.

De Manila a San Francisco, pasando por el Global Service Jam que celebramos en Pamplona, estas cuarenta y ocho horas han sido posible gracias a nuestros patrocinadores, a los mentores, colaboradores y, sobre todo, gracias a los Jammers con los que compartimos cuarenta y ocho horas (y unos bailes).  A todos vosotros, ¡gracias!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s